¿CUALES SON LOS BENEFICIOS DE UNA DETECIÓN TEMPRANA?
  • Mayores garantías de prevenir patologías añadidas
  • Lograr mejorías funcionales y posibilitar un ajuste más adaptativo entre el niño y su entorno.
  • Constituye el paso imprescindible para el diagnóstico y la atención terapéutica.
  • Poder incidir en una etapa en la que la plasticidad del sistema nervioso es mayor y las posibilidades terapéuticas muestran su mayor eficacia.
  • Es necesario detectar los trastornos del desarrollo infantil en el momento en que aparecen los primeros signos indicadores de los mismos, si es posible antes de que los diferentes síndromes se estructuren de forma completa y estable.
  • La detección de signos de alerta, que constituyen posibles indicadores de trastornos en el desarrollo infantil, debe estar presente en el trabajo cotidiano de todos aquellos que trabajan con poblaciones infantiles.
  • La detección debe ir seguida del inicio del proceso diagnóstico y de la intervención terapéutica
  • fomentar entornos estimulantes donde las familias y los profesionales de la salud y la educación estén mejor preparados para apoyar al desarrollo, la inclusión y la participación de los niños con discapacidad intelectual.
  • Facilitar el acceso oportuno, efectivo y adecuado a la atención especializada, donde sea necesaria.