¿PARA QUÉ SE REALIZA LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA?
  • Para que cada niño que presenta un trastorno en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlo, reciba, siguiendo un modelo que considere los aspectos bio-psico-social.
  • Todo aquello que desde la vertiente preventiva y asistencial pueda potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar, posibilitando de la forma más completa.
  • Obtener su  integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal.
  • Llegue a todos los niños que presentan cualquier tipo de trastorno o alteración en su desarrollo, sea éste de tipo físico, psíquico o sensorial, o se consideren en situación de riesgo biológico o social.
  • Todas las acciones e intervenciones que se llevan a cabo en atención temprana deben considerar no sólo al niño, sino también a la familia y a su entorno.
  • Desarrollar al máximo las potencialidades de los niños teniendo en cuenta su historia de vida, necesidades y demandas del desarrollo.

Donde la evolución de los niños con una discapacidad intelectual dependerá en gran medida del inicio de la intervención pues mientras más tempranamente se intervenga mejor serán los resultados en el niño.

  • La estimulación temprana producirá un impacto en el crecimiento total del bebé, sin presionar ni acelerar ningún proceso del desarrollo simplemente, lo que busca es optimizar las capacidades del niño, en todas las área
  • Mejorar o prevenir los probables déficits en el desarrollo psicomotor de niños con riesgo de padecerlos, tanto por causas orgánicas como biológicas o ambientales.

La  estimulación temprana es el conjunto de acciones que hay que realizar durante los primeros años del niño (0-6 años) y tiene que ser planificadas de forma personalizada e individualizada teniendo en cuenta las necesidades de cada niño.

  • Crear un ambiente estimulante, adaptado a las capacidades de respuesta inmediatas del niño
  • Contribuye al aumento progresivo y a la evolución del niño para que sea lo más parecida a la del niño de la norma.

Teniendo  siempre en cuenta la importancia de la relación madre-hijo y la plasticidad del sistema nervioso central en los primeros años de vida.

  • Tiene un carácter más global.
  • Intenta evitar o minimizar la aparición de alteraciones en el desarrollo del niño.
  • Su actuaciones no van solo dirigidas únicamente a los niños que padecen alguna discapacidad físico, mental, emocional o sensorial, sino también a los que pueden presentar problemas madurativos o de adaptación (conocidos como niños de alto riesgo) y a los niños sin una patología evidente.